Tutor en línea: aprendizajes de la práctica (I)

Por: Yanira Hernández Arreaza

yahernan@ucab.edu.ve

Twitter: @yanira_hdez

 Recientemente retomé una modalidad de aprendizaje que sigue siendo actual, aunque no nueva: la formación a través de entornos virtuales. Gracias a la invitación del Centro de Estudios en Línea de la UCAB reasumo mi rol de tutora, esta vez para contribuir a la formación de otros tutores.

 De esta experiencia surgió la necesidad de compartir aprendizajes desde la mirada de los tutores y esta serie de artículos tiene precisamente esta intención. Son tres breves escritos: el primero de ellos tratará temas de la tutoría en general, el segundo sobre la administración de los foros y el último sobre algunos aspectos para facilitar el seguimiento del desempeño del participante y otros que pueden facilitar el trabajo de los tutores.

 Entremos en materia y aquí les dejo mis primeras recomendaciones para el desempeño de nuestro rol de tutores:

 1.       Sea flexible. En educación de adultos hay que ser flexibles, siempre que la finalidad sea el aprendizaje reflexivo y que haya el menor número de deserciones posibles. Si se trata de un proyecto colaborativo, la flexibilidad hay que combinarla con la necesidad de ser exigentes en los tiempos de entrega de los diversos productos del proyecto o no se lograrán los resultados esperados. ¿Cómo lograr flexibilidad y exigencia en un mismo ambiente y en una misma situación? Apelando a responsabilidad, reconocimiento individual y grupal y trabajo en equipo.

 2.       Cuide la ortografía. El lenguaje escrito sigue siendo la vía de comunicación que se favorece en los entornos de aprendizaje en línea, por lo que es la principal herramienta de la que echamos mano para favorecer la creación de situaciones que hagan posible el aprender. Siempre hay posibilidad de que nos equivoquemos, pero se impone que seamos cuidadosos. Entonces, es una buena práctica escribir nuestras participaciones primero en un procesador de palabras y luego copiarlas y pegarlas en foros, mails, etc. Los invito a que duden de su ortografía y la cuiden como un tesoro.

 3.       Cuide los detalles. Lo ortográfico son detalles importantes, pero también lo son la redacción, los espacios entre las palabras y los signos de puntuación, la sintaxis, la concordancia… como que no estoy hablando de detalles ¿verdad? La idea básica es que una participación cuidada minimiza los ruidos perceptuales en los que la leen. Los errores distraen la atención de la esencia que se quiere comunicar. Si nuestra participación contiene errores, además de ser un mal modelo, hará que la atención de los participantes se centre en esos errores y no en el objeto de aprendizaje o proyecto conjunto.

 4.       No todo son buenas formas (estrategias), debe haber bases sólidas en la teoría. Ser un buen tutor no es saber cómo tratar a los participantes o propiciar tal o cual tipo de intercambio o… es también y prioritario que se tenga conocimiento profundo del tema que se aborda. Sé que a muchos les parecerá obvio esto, pero no necesariamente lo sea. Se trata de una invitación a que seamos, si no expertos, conocedores profundos de los temas que vamos a desarrollar. Como tutores, tenemos que actuar en dos planos básicos: la tarea (problema o tema que abordamos con nuestros participantes) y la persona (ese sujeto al que estimulamos para abrir posibilidades de aprendizaje o desarrollo). Alguno de nosotros puede ser muy bueno en el trato hacia los demás, pero si eso se queda solo en ese nivel de desempeño, quizá hagamos amigos, pero no lograremos nuestros objetivos iniciales.

 5.       Construya vías de acompañamiento que se parezcan a usted. En el aprendizaje no hay modelos cerrados. Por ello, se trata de construir un estilo que nos haga sentirnos cómodos. Si somos coherentes, respetuosos y generamos aprendizajes profundos, seguro serán bien evaluados los resultados y nosotros como tutores. Se trata de, partiendo de los recursos personales y tecnológicos con los que se cuenta, hacer un “traje a nuestra medida”. Sirve aquí preguntarnos cómo soy, qué quiero dar de mí, con qué herramienta del aula me siento cómodo o incómodo, y crear el ambiente propicio para otros, desde un entorno que me sea amigable también para nosotros.

 Hasta aquí la primera entrega. Ojalá se animen a hacerme llegar sus propios aprendizajes y comentarios.

One Response

  1. Qué buena y útil esta información, Gracias, Yanira, espero la siguiente entrega acerca de la moderación de foros. Un abrazo

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: